Bolsa de Trabajo Directorio Estatal y Federal Telefonos de Emergencia
Boletin de Prensa Hostorial del Boletin de Prensa

TEPORACA.

El 2 de marzo de 1652 estalla en la región del Papigóchic la más importante rebelión de los tarahumaras contra los conquistadores españoles, destruyendo primero, la Villa de Aguilar, fortaleza militar que vanidosamente ordenara construir y llamar en honor a su pueblo de origen, en España, el Capitán y Gobernador de la Nueva Vizcaya, Don Diego Guajardo Fajardo. Las rebeliones indígenas tenían su razón en el absoluto y nada trato cristiano que los indios conquistados recibían y que en el mejor de los casos lograban sobrevivir cuando eran vendidos como esclavos en las minas de Santa Bárbara. La respuesta rarámuri por la destrucción e incendio de más de 300 rancherías que Guajardo causó en su incursión por estos territorios en 1649, lo pagaron muy caro las misiones franciscanas y jesuitas que la gran rebelión de 1652 acaudillada por el sagaz Teporaca que arrasó con todas ellas, siendo sacrificados muchos de los frailes, que para estos nativos no eran más que partícipes del mal trato que ocasionaban los conquistadores. Teporaca perseguido por las tropas españolas se refugió en el área de Tomóchic, donde un año después de iniciada la sublevación, el 4 de marzo de 1653 fue hecho prisionero, ahorcado y su cadáver expuesto para escarmiento de sus seguidores. Al tiempo, la figura de Teporaca “ El Hachero ”, ha alcanzado la estatura de héroe, al haberse opuesto con bravura a la conquista y defendido con orgullo y dignidad a su raza. Teporaca o Teporame, que fuera bautizado con el nombre de Gabriel por los frailes misioneros pertenece a la lista de hombres ilustres de Chihuahua y en Tomóchic se le recuerda a través de una placa , que el historiador Zacarías Márquez Terrazas colocó en el lugar donde este caudillo fue ahorcado.

Bibliografía.- “Historia de la Rebeliones en la Sierra Tarahumara” Newman – Luis González Rodríguez. “Las Antiguas Misiones de la Tarahumara”. Peter Masten Dunne.